NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO

NO TODO LO QUE BRILLA ES ORO….

Hay algunas cosas que son demasiado buenas para ser ciertas, lamentablemente. Y en estas épocas de fiestas es muy común empezar a recibir ofertas de productos y servicios por doquier. Recibimos mensajes de texto, emails y hasta llamadas telefónicas de personas ofreciéndonos atractivas ofertas para viajar, comprar productos, contratar sus servicios etc. Usualmente estas ofertas van de la mano con un ¨tiempo limitado¨, lo cual es válido, y un mecanismo de ventas muy utilizado. No hay nada malo con ello, pero recuerde, no todo lo que brilla es oro. Es entonces cuando le toca a usted pausar por un momento, para pensarlo y puede llevar acabo algunos de siguientes pasos para hacer una mejor inversión:

1. Si es una llamada telefónica, puede pedir que le envíen por correo electrónico la información para valorarla de mejor manera y con mayor detenimiento. Así las condiciones de los productos o los servicios que le están ofreciendo le quedan por escrito.

2. Hacer un poco de investigación. Intente obtener información sobre la empresa/persona que le está contactando y a lo que se dedica. Puede hacer una búsqueda en internet o en las redes sociales. Esto es rápido y sencillo con tanta tecnología a mano.

3. Pida referencia de clientes que le hayan comprado los productos o utilizado los servicios. Así, al conversar con alguna referencia, tendrá más (y mejor) información para tomar una decisión.

4. No se deje presionar por el ¨tiempo limitado¨. Puede ser muy incómodo tener que tomar una decisión de dinero, de manera inmediata, en el teléfono, y además brindar la información de su tarjeta o medio de pago en ese mismo momento. Pida gentilmente tiempo para pensarlo al menos un poco, y un número donde puede devolver la llamada si se decide a llevar a cabo la inversión.

5. No tema a ser sincero de manera amable y haga todas las preguntas que quiera hasta sentirse satisfecho.

6. Luego de sentirse cómodo y haber hecho su tarea, ¡hay algunas ofertas que definitivamente valen la pena aprovechar! ¡Disfrútelas!

Por último, recuerde que a pesar de que estas épocas se pueden tornar un poco ¨locas¨, de muchas ¨carreras¨ y mucho qué hacer, lo más importante es disfrutarlas con sus seres queridos, y cargar energías para un grandioso 2015.